Miércoles, 13 Octubre 2010 00:00

EVE y REPSOL constituyen una sociedad para la construcción y explotación de una red de recarga de vehículos eléctricos en Euskadi

Aspira a convertirse en líder en Euskadi en el número de puntos de recarga en el ámbito público y referente tecnológico en el mercado estatal en tecnologías de recarga de vehículos eléctricos
Iniciará el despliegue de la red de recarga en 2011
Durante el primer semestre de 2010 se ha trabajado en la definición de las instalaciones de recarga a implantar, el diseño de la red y la elaboración del plan de negocio
Estará participada al 50% por EVE y REPSOL, tendrá su sede en Bilbao y será una Sociedad Anónima que operará como gestor de carga del sistema eléctrico

En 2009, el Gobierno Vasco, en su Estrategia para la introducción del vehículo eléctrico en Euskadi, identificó la necesidad de desarrollo de una infraestructura de puntos de recarga con cobertura total del territorio, a fin de garantizar la movilidad en vehículo eléctrico dentro del País Vasco. Con este propósito, los presidentes de EVE y REPSOL firmaron, en presencia del Lehendakari y con fecha 29/10/09, un protocolo de intenciones para colaborar en la implantación de una red de recarga de vehículos eléctricos en la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Desde dicha firma hasta el mes de junio de 2010, ambas empresas han trabajado en la elaboración de las especificaciones técnicas de las instalaciones de recarga que se implantarán en los próximos años, el diseño de la red y la elaboración del plan de negocio de la empresa que ahora se crea para este cometido. Para este trabajo se constituyeron dos grupos de trabajo con representantes de ambas compañías, uno de carácter técnico y otro de carácter directivo. Además se contó con asistencia técnica externa tanto para los aspectos técnicos como para los aspectos de negocio.
La nueva sociedad creada por EVE y REPSOL

La nueva Sociedad se denomina IBIL, gestor de carga de vehículo eléctrico, S.A.; está participada al 50% por EVE y REPSOL, tiene su sede en Bilbao y operará como gestor de carga del sistema eléctrico según la definición que de este agente del sector se hace en la Ley del Sector Eléctrico. Tiene como misión el desarrollo de red de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos y comercialización de servicios de recarga (electricidad y de valor añadido) en los ámbitos vinculado y público; y aspira a convertirse en líder en Euskadi en número de puntos de recarga en el ámbito público y referente tecnológico en el mercado estatal en tecnologías de recarga de vehículos eléctricos.

La nueva empresa comenzará su actividad en 2010. La instalación de algunos puntos piloto está prevista antes de concluir el año y el despliegue de red comenzará en 2011. Para ese año está previsto instalar 85 puntos e ir incrementando rápidamente la red hasta alcanzar entre 7.000 y 13.000 puntos instalados en 2020 y hasta 70.000 en 2030.

Los primeros puntos de suministro se instalarán, según el plan previsto, en las siguientes ubicaciones:

Vía pública y parkings públicos de las 3 capitales vascas.
Parkings de Centros comerciales.
Parkings disuasorios en las estaciones de transporte público.
Aparcamientos particulares y de vehículos de empresas.
Y, algún punto en carretera que dé tranquilidad al usuario del VE en caso de que vea que su batería se está agotando. Estos puntos estarán en las vías principales, en estaciones de servicio.

La intervención de IBIL en esta iniciativa busca dinamizar una actividad cuya plena rentabilidad económica e implantación masiva se logrará a largo plazo, lo que retrae a los posibles inversores privados. IBIL persigue con ello, el doble objetivo de garantizar la movilidad en vehículo eléctrico por todo Euskadi y de introducir a los sectores industriales vascos de energía y electrónica en este nuevo mercado.
Escenario de penetración del vehículo eléctrico en Euskadi

El plan de negocio de IBIL se enmarca en una Estrategia de fomento del vehículo eléctrico que prevé un crecimiento lento del número de vehículos eléctricos en circulación con el objetivo al año 2020 de que el 10% de los vehículos que se matriculen en dicho año, sean eléctricos. Este objetivo no se logrará si el potencial usuario tiene la sensación de que sólo puede circular en el entorno de su domicilio pues no dispone de puntos de recarga que le permitan recorrer distancias largas. Es por ello que se estima necesario para los primeros años, el instalar puntos de recarga con mayor celeridad que la venta de vehículos, tratando de mitigar esta sensación de inseguridad en los potenciales usuarios de VE y animando con ello a la compra de este tipo de coches.

ibil grafica

El calendario de entrada previsto para cada uno de los tipos de recarga (lenta, semirrápida y rápida), así como las ubicaciones preferentes para cada uno de ellos, puede consultarse en la siguiente figura en la que además, se deja constancia de la intención de esta nueva Sociedad de iniciar proyectos piloto que adelanten las fechas previstas tanto de la carga semirrápida como de la rápida.

Miércoles, 13 Octubre 2010 00:00

EVE y REPSOL constituyen una sociedad para la construcción y explotación de una red de recarga de vehículos eléctricos en Euskadi

Aspira a convertirse en líder en Euskadi en el número de puntos de recarga en el ámbito público y referente tecnológico en el mercado estatal en tecnologías de recarga de vehículos eléctricos
Iniciará el despliegue de la red de recarga en 2011
Durante el primer semestre de 2010 se ha trabajado en la definición de las instalaciones de recarga a implantar, el diseño de la red y la elaboración del plan de negocio
Estará participada al 50% por EVE y REPSOL, tendrá su sede en Bilbao y será una Sociedad Anónima que operará como gestor de carga del sistema eléctrico

En 2009, el Gobierno Vasco, en su Estrategia para la introducción del vehículo eléctrico en Euskadi, identificó la necesidad de desarrollo de una infraestructura de puntos de recarga con cobertura total del territorio, a fin de garantizar la movilidad en vehículo eléctrico dentro del País Vasco. Con este propósito, los presidentes de EVE y REPSOL firmaron, en presencia del Lehendakari y con fecha 29/10/09, un protocolo de intenciones para colaborar en la implantación de una red de recarga de vehículos eléctricos en la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Desde dicha firma hasta el mes de junio de 2010, ambas empresas han trabajado en la elaboración de las especificaciones técnicas de las instalaciones de recarga que se implantarán en los próximos años, el diseño de la red y la elaboración del plan de negocio de la empresa que ahora se crea para este cometido. Para este trabajo se constituyeron dos grupos de trabajo con representantes de ambas compañías, uno de carácter técnico y otro de carácter directivo. Además se contó con asistencia técnica externa tanto para los aspectos técnicos como para los aspectos de negocio.
La nueva sociedad creada por EVE y REPSOL

La nueva Sociedad se denomina IBIL, gestor de carga de vehículo eléctrico, S.A.; está participada al 50% por EVE y REPSOL, tiene su sede en Bilbao y operará como gestor de carga del sistema eléctrico según la definición que de este agente del sector se hace en la Ley del Sector Eléctrico. Tiene como misión el desarrollo de red de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos y comercialización de servicios de recarga (electricidad y de valor añadido) en los ámbitos vinculado y público; y aspira a convertirse en líder en Euskadi en número de puntos de recarga en el ámbito público y referente tecnológico en el mercado estatal en tecnologías de recarga de vehículos eléctricos.

La nueva empresa comenzará su actividad en 2010. La instalación de algunos puntos piloto está prevista antes de concluir el año y el despliegue de red comenzará en 2011. Para ese año está previsto instalar 85 puntos e ir incrementando rápidamente la red hasta alcanzar entre 7.000 y 13.000 puntos instalados en 2020 y hasta 70.000 en 2030.

Los primeros puntos de suministro se instalarán, según el plan previsto, en las siguientes ubicaciones:

Vía pública y parkings públicos de las 3 capitales vascas.
Parkings de Centros comerciales.
Parkings disuasorios en las estaciones de transporte público.
Aparcamientos particulares y de vehículos de empresas.
Y, algún punto en carretera que dé tranquilidad al usuario del VE en caso de que vea que su batería se está agotando. Estos puntos estarán en las vías principales, en estaciones de servicio.

La intervención de IBIL en esta iniciativa busca dinamizar una actividad cuya plena rentabilidad económica e implantación masiva se logrará a largo plazo, lo que retrae a los posibles inversores privados. IBIL persigue con ello, el doble objetivo de garantizar la movilidad en vehículo eléctrico por todo Euskadi y de introducir a los sectores industriales vascos de energía y electrónica en este nuevo mercado.
Escenario de penetración del vehículo eléctrico en Euskadi

El plan de negocio de IBIL se enmarca en una Estrategia de fomento del vehículo eléctrico que prevé un crecimiento lento del número de vehículos eléctricos en circulación con el objetivo al año 2020 de que el 10% de los vehículos que se matriculen en dicho año, sean eléctricos. Este objetivo no se logrará si el potencial usuario tiene la sensación de que sólo puede circular en el entorno de su domicilio pues no dispone de puntos de recarga que le permitan recorrer distancias largas. Es por ello que se estima necesario para los primeros años, el instalar puntos de recarga con mayor celeridad que la venta de vehículos, tratando de mitigar esta sensación de inseguridad en los potenciales usuarios de VE y animando con ello a la compra de este tipo de coches.

ibil grafica

El calendario de entrada previsto para cada uno de los tipos de recarga (lenta, semirrápida y rápida), así como las ubicaciones preferentes para cada uno de ellos, puede consultarse en la siguiente figura en la que además, se deja constancia de la intención de esta nueva Sociedad de iniciar proyectos piloto que adelanten las fechas previstas tanto de la carga semirrápida como de la rápida.

FaLang translation system by Faboba